“La pobreza es coyuntural”

na08fo01

“La solución al conflicto con los holdouts es muy importante para la Argentina”, afirmó el hombre del BM.

Jesko Hentschel, delegado del organismo para Argentina, consideró que los efectos recesivos de la política económica y su impacto sobre sectores sociales “son importantes para quien lo sufre, pero son coyunturales”. Dijo no tener evidencias de una crisis de empleo.

El Banco Mundial le aportó un nuevo argumento al Gobierno para justificar la crisis económica que desataron la devaluación, la quita de retenciones y la escalada de las tasas de interés, entre otras medidas. El director del organismo para Argentina, Paraguay y Uruguay, Jesko Hentschel, minimizó ayer los efectos de esas decisiones y las encuadró como parte de una “transición”, que se extenderá durante todo 2016. El funcionario desconoció una crisis del empleo y señaló que un eventual aumento de la pobreza “es importante para quien lo sufre, pero es un tema coyuntural”. “Lo que nos preocupa de la pobreza es dónde estará dentro de cinco años”, evaluó, y en ese sentido destacó la orientación de la política económica oficial. Valoró, en particular, la intención de reducir el déficit fiscal y la inflación, mientras que consideró un paso “decisivo” el acuerdo con los fondos buitre y la reincersión de Argentina en la lógica del capitalismo financiero internacional. En ese marco, aseguró que el Banco Mundial trabajará intensamente con las nuevas autoridades y desembolsará 2000 millones de dólares entre junio de este año e igual mes de 2017, dentro del programa crediticio acordado para 2015-2018 por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

“Hasta el momento no hay evidencias de una crisis de empleo. Los datos sobre lo que está pasando en el mercado laboral son parciales”, aseguró Hentschel. El economista Rafael Rofman, quien lo acompañó en la conferencia de prensa en la sede del Banco Mundial en Buenos Aires, relativizó un informe del CEPA que advierte sobre 141.000 despidos durante la gestión de Mauricio Macri. “Los números no son muy diferentes a lo que uno esperaría, pero el trabajo sólo mide las bajas laborales y no las altas, por lo tanto no analiza el proceso de rotación”, indicó. Los representantes del organismo analizaron la situación económica en los mismos términos del Gobierno: “La Argentina atraviesa una transición muy fuerte, interna, con cambios de precios relativos muy importantes, por lo que la evolución de los indicadores de crecimiento y empleo, este año, serán de transición”. Las consecuencias sociales de esa “transición” fueron naturalizadas por Hentschel, al punto de afirmar que si hubo un aumento de la pobreza, como indicó la Universidad Católica Argentina, “es un tema importante para quien lo sufre, pero es coyuntural”.

En lo que respecta al frente externo, Hentschel puntualizó que “América latina crece 0 (cero), los precios de los commodities están bajos, de China se espera un crecimiento bajo y Brasil está en una crisis política que afecta a su economía, con lo que el entorno de Argentina no es tan favorable”. El hecho de que la devaluación, la suba de tarifas, el incremento de la tasa de interés y los despidos en el sector público hayan afectado el mercado interno, principal sostén de la economía nacional, no fue tomado en cuenta como un dato para analizar por el delegado del Banco Mundial.

Por el contrario, Hentschel se centró en la agenda financiera. “La solución al conflicto con los holdouts es muy importante para la Argentina, porque le permite al país acceder a un financiamiento que no sea inflacionario”, afirmó, interpretando como un hecho más favorable que el Estado se endeude en dólares con acreedores privados, en lugar de recurrir al financiamiento en pesos del Banco Central. Asimismo, el directivo subrayó que “la demanda de bonos (de la semana pasada) cuadruplicó la oferta, lo que muestra que hay bastante confianza de muchos inversores y muchos países en Argentina en este momento”. Sostuvo además que el acuerdo con los buitres mejoró las expectativas de inversores y las proyecciones para el próximo año, cuando habría mayor crecimiento y empleo.

El Banco Mundial concretará entre mediados de este año y mediados del próximo desembolsos por 2000 millones de dólares para financiar la Asignación Universal por Hijo (600 millones) y distintos programas de obras públicas y para el sector rural.

http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-297947-2016-04-27.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s