galería Representación de los movimientos sociales puede fortalecer a la izquierda en el Congreso

 

Emir Sader

Rede Brasil Atual

 

Traducido del portugués para Rebelión por Alfredo Iglesias Diéguez

 

Varios factores se juntaron para hacer posible el golpe contra la democracia que ciclo el ciclo más importante, hasta el momento, de nuestra historia. Entre esos factores hay que mencionar el hecho de que el Congreso es el más conservador que tuvo el país en el reciente período democrático. No fuimos capaces de elegir un Congreso tan ruin como los anteriores, elegimos uno insuperablemente ruin.

El Congreso tendría que ser la cara de la sociedad, expresando su diversidad en la proporción en que existe realmente. Sin embargo, el Congreso es la expresión de una realidad totalmente deformada. Llega con decir que hay una enorme ‘bancada’ (conjunto de asientos parlamentarios) ruralista y muy pocos representantes de los trabajadores rurales. Hay una gran bancada que defiende los intereses de la educación privada y pocos representantes de la educación pública. De la misma forma que ocurre con la salud privada y la salud pública. Hay muy pocos representantes de los movimientos de mujeres, de los movimientos de negros, de los movimientos de jóvenes, de los movimientos de indígenas, de los movimientos LGBT y así sucesivamente.

Y fue gracias a ese congreso conservador, elegido por el poder del dinero, con el que los grandes empresarios entregaron a Eduardo Cunha –únicamente la Odebrecht confiesa haber entregado recursos para financiar a 140 parlamentarios-, por lo que se impuso el golpe y se puso en marcha este inmenso retroceso.

La única forma de revertir esa situación es que los movimientos sociales incorporen la práctica de elegir a sus representantes directamente para el Congreso. Eso es válido para los sindicalistas en general, pero en particular para todas las categorías –profesores, trabajadores de banca, petroleros, metalúrgicos, químicos, trabajadores rurales etc.-, así como para los movimientos de negros, de jóvenes, de mujeres, de indígenas, LGTB y de todos los demás segmentos que están presentes en la sociedad brasileña.

Eses parlamentarios no van a sustituir a los actuales, elegidos en general por el voto de la opinión, por el apoyo difuso y generalizado que acostumbran a tener en la sociedad. Van a reforzar esa bancada, de la única forma mediante la cual la esquerda puede obtener la mayoría en el Congreso, mediante la presencia generalizada de los representantes directos de lso distintos sectores de la sociedad en el Congreso.

Los partidos de izquierdas deberían favorecer la presentación de esas candidaturas, abriendo un espacio reservado para ellas, ampliando de esa manera el número de candidatos populares. Este argumento es aplicable para todos los niveles de representación parlamentaria, así como para los cargos de los distintos estados.

Los movimientos sociales deben hacer reuniones específicas con este objetivo, para definir candidaturas y plataformas conjuntas, con todas las reivindicaciones concretas, sumadas a las posiciones generales que quieran adoptar frente a la crisis del país y a las soluciones que propongan para superarla.

Fuente: http://www.redebrasilatual.com.br/politica/2017/04/representacoes-dos-movimentos-sociais-podem-fortalecer-a-esquerda-no-congresso

https://www.rebelion.org/noticia.php?id=225492

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s