20 de abril de 1999, huelga estudiantil en la UNAM

Black Magazine

 

 

Las historias de lucha del pueblo mexicano son una fuente de enseñanzas, reserva de orgullo y de autoestima. Es por esto que son historias menospreciadas desde el poder, que se pretende borrar y falsificar. Una de esas historias, muy reciente, es la de la huelga estudiantil en la UNAM que inició el 20 de abril de 1999.Agrupados en el Consejo General de Huelga ( CGH ), miles de jóvenes emprendieron una lucha contra el Plan Barnés (entonces rector de la universidad) que reformaba el reglamento general de pagos, con el fin de aumentar las cuotas por inscripción, colegiaturas y otros servicios, dando con ello fin a la gratuidad en la máxima casa de estudios. Esto significaba un paso firme a la exclusión de miles de jóvenes de la educación superior y una avanzada hacia la conversión neoliberal de la Universidad Nacional.

Más allá de las cuotas la disputa fue entre dos visiones de universidad y de educación. Entre la educación como derecho y la educación como mercancía, entre la gratuidad y el elitismo, entre una universidad ligada a los mandatos del gran capital y una universidad autónoma ligada a los intereses nacionales. Esos eran los ejes de antagonismo que se presentaron en 1999, en medio de un proceso bien avanzada de contrarrevolución neoliberal a nivel nacional.

El movimiento estudiantil de 1999 en la UNAM fue un movimiento de resistencia ante la ofensiva neoliberal. Ante la cerrazón de la autoridad, la huelga estudiantil se volvió el medio para resistir y no claudicar. Una huelga que aunque rota vía la Policía Federal Preventiva , logró parar el aumento de las cuotas y mantener la autonomía universitaria. Fue también una demostración de que se podían revertir las políticas neoliberales. Un movimiento que enfrentó represión y un linchamiento mediático impresionante desde el poder.

En un acto canalla, se argumentó que las cuotas serían solamente para los alumnos de nuevo ingreso, no serían afectados los estudiantes ya inscritos en la UNAM , por lo que no había motivo para la huelga. La autoridad buscó que los jóvenes que estudiaban ya en la UNAM , vendieran a sus hermanos, primos y futuros hijos. No lo hicieron, se aferraron en su razón y en su amor a los que veníamos detrás. Ahí el heroísmo como acto valiente a favor de otros.

Dieciocho años de esta lucha del pueblo mexicano en defensa de la universidad pública y gratuita. Desde entonces el neoliberalismo ha seguido avanzando, la inversión a la educación pública universitaria sigue rezagada, mientras florecen las universidades privadas con su lógica particular; año con año se expulsa a miles de jóvenes de sus derecho a la educación. La huelga paró la ofensiva, sus demandas y sus fundamentos siguen presentes en la disputa por la educación en México.

Gracias a la huelga miles hemos podido estudiar en la UNAM. Prohibido olvidar nuestras gestas de lucha, lo que han costado y a quienes estuvieron a la altura, padeciendo por ello. Esa generación dio un gran ejemplo, muchos de ellos siguen en la lucha en distintas trincheras, dignos, festivos y valientes como la huelga de 1999, aún tienen batallas por dar.

Barnés salió por la puerta de atrás, impresentable en dónde haya universitarios dignos. Lo vi en los foros sobre la reforma energética en el Senado de la República defendiendo la privatización de la industria petrolera y energética en 2008 durante el sexenio de Calderón. Ninguna sorpresa.

Fuente: http://www.blackmagazine.mx/20-de-abril-de-1999-huelga-estudiantil-en-la-unam/

https://www.rebelion.org/noticia.php?id=225705

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s