Financiación para el desarrollo, una cuestión de voluntad política

Por Waldo Mendiluza

Naciones Unidas, 26 abr (PL) La Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible constituye una ambiciosa plataforma de progreso humano que necesita enormes recursos para su implementación, pero sobre todas las cosas requiere voluntad política.

Establecida en septiembre de 2015 por los 193 Estados miembros de Naciones Unidas, la Agenda consiste en 17 objetivos, entre ellos la erradicación de la pobreza extrema y del hambre, el acceso inclusivo a la salud, la educación y el agua, el empoderamiento de la mujer y la protección del medio ambiente.

En un planeta marcado por desigualdades económicas y sociales, semejantes metas solo serán realidad a partir de compromisos y alianzas globales, que cuenten con el apoyo de los países industrializados a las naciones del Sur, y en particular a las más atrasadas, un mensaje presente este mes en un evento de alto nivel de la Asamblea General para abordar la financiación del desarrollo sostenible.

Desde su presidencia del Grupo de los 77 más China, el cual reúne a 134 Estados del Sur, Ecuador llamó en el foro celebrado la semana pasada a respaldar a los países más pobres con recursos financieros, transferencia de tecnologías en términos favorables y creación de capacidades.

Asimismo insistió en que para la materialización de la Agenda 2030 debe traducirse en acciones concretas la Asistencia Oficial al Desarrollo (AOD), una promesa de las principales economías de destinar el 0,7 por ciento de su producto interno bruto a la ayuda, incumplida hasta ahora por la mayoría de los donantes.

Ecuador también demandó en nombre del G-77 una alianza mundial con la participación de las instituciones financieras y un sistema multilateral de comercio basado en normas y en la no discriminación.

El foro de alto nivel reflejó una particular preocupación por el desafió que los 17 objetivos de progreso sostenible representan para los pequeños Estados insulares y los países sin litoral.

EL COSTO DE LA INACCIÓN

De acuerdo con el presidente de la Asamblea General de la ONU, Peter Thomson, para la implementación de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible se requiere un estimado de seis billones de dólares anuales, o lo que es igual, 90 billones entre 2015 y 2030.

Si bien estamos ante una cifra que parece enorme, y la movilización de tantos recursos demanda complejas reformas, el costo de la inacción sería mucho mayor, alertó.

Para Thomson no resulta exagerado señalar que el futuro de la humanidad estará en riesgo de no ser posible el acceso a la financiación necesaria.

Debemos fomentar el aprovechamiento de la oportunidad que significa la Agenda para el crecimiento económico, el desarrollo social, la acción climática y la protección ambiental, subrayó.

Por su parte, la subsecretaria general de Naciones Unidas, Amina Mohammed, instó a la comunidad internacional a no olvidar que los 17 objetivos de desarrollo sostenible tienen como meta central el no dejar a nadie atrás.

Necesitamos toda la inversión posible, y que la AOD sea consistente y predecible, dijo.

Mientras tanto, 800 millones de seres humanos sumidos en la pobreza extrema, una cantidad similar azotados por el hambre, cientos de millones de analfabetos y miles de niños menores de cinco años que mueren a diario de causas prevenibles invitan a recordar el precio de la inacción y de la falta de voluntad política.

lam/wmr


http://prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=81383&SEO=financiacion-para-el-desarrollo-una-cuestion-de-voluntad-politica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s