Fraude en Estado de México: ¡Esto aun no termina!

 

Black Magazine

 

 

La democracia no existe en México, la llamada “transición democrática” es un cuento para crédulos. Las elecciones, momento central de una democracias, son fraudulentas, episodios donde se observa a toda luz las lacras de la política. La voluntad popular se defrauda de todas las formas posibles. La tradición autoritaria se mantiene vigente, el neoliberalismo fue un cambio de gran calado impuesto por la vía del fraude electoral y la violencia. Desde entonces el neoliberalismo ha recurrido al fraude para poder mantenerse. 1988, 2006 y 2012 serán recordados como fechas de imposición, de defraudación de la voluntad popular.

Desde la razón cínica, se quiere presentar esta realidad como “democracia”, como estabilidad, como “elecciones libres”. En una relación vergonzosa los medios de comunicación, el poder económico y poder político, se han convertido en los grandes electores, en los soberanos garantes de la “estabilidad” y las instituciones.

Pero es solamente una cara de la moneda, las luchas por la democracia son una constante en México. Generaciones de compatriotas, héroes de nuestro tiempo, han hecho de la democracia su bandera, se han movilizado por ella, padeciendo violencia y muerte. Una lucha de avances y retrocesos, de traiciones, de frustraciones y esperanzas, que aún no termina.

El domingo en el Estado de México se vivió un fraude de Estado, aplicando todo el arsenal de prácticas defraudadoras. Se acarreó, se compró el voto, se utilizó el aparato estatal a favor de un candidato, se hicieron pactos con partidos paleros, se intimidó y violentó a una sociedad lastimada por le pobreza y la violencia. Aun así, no ganó el PRI, fue vencido por los ciudadanos en rebelión del Estado de México que apoyaron mayoritariamente a la maestra Delfina Gómez de MORENA.

No ha terminado la elección, está por verse si el régimen se saldrá con la suya. La organización está creciendo, la resistencia aumenta en momentos de desmoronamiento de nuestro país. A pesar de todo se venció al dinosaurio neoliberal en esta batalla por el Estado de México. Los fraudes electorales son un arma del poder para mantener la dominación, además refuerzan discursos ideológicos ligados a la resignación, golpean la confianza y el espíritu de los sujetos en lucha. En la defensa del voto, en la movilización y en seguir adelante, está el camino para sacudirse el pesimismo que nos quieren imponer, un pesimismo que es un fraude porque el dinosaurio está herido.

Nota: México está de cabeza, la mayoría de los medios de comunicación e intelectuales del régimen quieren que aceptemos su razón cínica. Ninguna novedad. En el colmo de la hipocresía, un gran defraudador y parte del régimen decadente, Felipe Calderón aparece como defensor de los “resultados” que le dan la victoria a Alfredo Del Mazo. Para que no quede duda que son lo mismo.

Publicada por primera vez en Black Magazine: http://www.blackmagazine.mx/fraude-en-estado-de-mexico-esto-aun-no-termina/

https://www.rebelion.org/noticia.php?id=227760

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s