galería Abandonados y sometidos a abusos (enlace)

228240_1

Muchos de los niños refugiados pasan la noche sin poder dormir en tiendas sobre la playa (Foto: Mark Townsend para The Observer)

Rasha desapareció a última hora de la tarde del pasado sábado. Sus compañeras del campo de detención de refugiados cuentan que pasaron el rato como siempre con la muchacha de 20 años. Después se evaporó. El martes pasado, su amiga Amira, de 15 años, recibía una lluvia de imágenes en su móvil. En ellas, Rasha yacía desnuda en la cama con un hombre. Por encima de su cabeza aparecían caras grotescas de dibujos animados, acompañadas de un mensaje del anónimo sujeto: “Prometo raptarte también a ti”.

Esta no era, ni mucho menos, la primera amenaza que recibía la adolescente refugiada de la ciudad siria de Qamishli desde que llegó hace seis meses a la isla egea de Quíos. La existencia en el centro de detención rodeado de alambre de espino, una antigua fábrica conocida como Vial en las profundidades del interior montañoso de la isla, es un calvario para una niña que confía en comenzar una vida nueva en Europa, preferiblemente en el Reino Unido.

 

Origen: Rebelion. Abandonados y sometidos a abusos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s